Antónimos complementarios

1.061 consultas

Ejercicios de antónimos complementarios.

 

Contrarios
geralt / Pixabay

En la clasificación léxica de los tipos de antónimos se suelen distinguir tres clases: graduales, complementarios y recíprocos.
Los antónimos complementarios se caracterizan porque los significados de ambos son completamente incompatibles.

No hay gradación o matices entre ellos, al contrario que entre los antónimos graduales como caliente y frío, por ejemplo (puede haber grados intermedios, como templado).

Tampoco el uno implica al  otro, como sço ocurre con los recíprocos como, por ejemplo, cobrar y pagar  (si alguien paga, alguien tiene que cobrar).
Ejemplos de antonimia complementaria serían, izquierda y derecha o ir y venir.

EJERCICIO.

Marca con el ratón las palabras que sean antónimos de tipo complementario.

 

1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir la barra de herramientas