¿Cómo comprender un texto?

506 consultas

Método de comprensión lectora.

Hablando se entiende la gente, según el dicho  y los textos se entienden hablando con ellos. Leer un texto, interpretarlo, es conversar con él. Y conversar con él es leerlo, pensar  y escribir sobre él.
Leer en casa con los niños: por qué es importante | EROSKI CONSUMER  Para comprender un texto, un mensaje o cualquier comunicación,  debemos tener en cuenta sus estructuras y componentes  lingüísticos, pero también sus implicaciones extralingüísticas e intertextuales.
Lectura, comprensión y memoria intervienen juntas en un proceso que, esencialmente, es un diálogo entre el texto y nuestra experiencia previa.
Usamos lo que ya conocemos para ir conociendo el texto gradualmente. Los interrogantes que nos plantea el texto intentamos responderlos con el propio texto y con nuestro bagaje de conocimientos previos.

En definitiva, el texto fue creado en una circunstancia comunicativa que lo hacía comprensible. Nosotros debemos conversar con él y crear una situación comunicativa en la que podamos llegar a comprenderlo.

Hable con él.

Todo texto, mensaje  o comunicación es un comentario que alguien hace sobre un tema con alguna intención.
La intención depende de las circunstancias en las que se emita el texto.

Para comprender un texto, por tanto, debemos preguntarnos: y preguntarle al texto:

  • ¿Quién habla? Ese alguien es el creador del mensaje, el emisor.
  • ¿De qué habla? Este es el tema.
  • ¿Qué dice, qué comenta de ese tema? Ese es el comentario que sobre ese tema hace el texto.
  • ¿Cuándo y dónde se produce el mensaje? Esas son las circunstancias, el contexto comunicativo.
  • ¿Para qué se crea ese mensaje? Esa es la intención.

En general, cuando acabamos la lectura atenta de un texto estándar, tenemos respuestas para todos esos interrogantes: más o menos vagas, pero las tenemos.
Debemos empezar por ellas y seguir este método:

  1. Parte de un primer borrador de respuestas a esas preguntas. Anota tu impresión tras una primera lectura atenta y completa.
    Para que sea completa, debes averiguar el sentido de todas las palabras y expresiones de las que no estés seguro. Si es un texto complejo o de un estándar muy especializado, tal vez esta sea una larga tarea, pero debes ser riguroso  y realizarla exhaustivamente.
    En efecto, para conversar con un texto, solemos ayudarnos conversando con otros textos o con otras personas; consultamos.
  2. Redacta un minirresumen de todo el texto a partir de tus respuestas.
  3. Redacta un resumen más amplio  de todo el texto a partir de ese minirresumen.
  4. Comprueba si ese resumen incluye ya todo lo esencial del texto.
  5. Si no es así, o si necesita un resumen más amplio,  divide el texto en partes.
  6. Responde esas mismas preguntas para cada parte.
  7. Redacta un minirresumen para cada parte.
  8. Redacta un resumen global a partir de esos minirresúmenes.

Esto puede valer para todo tipo de textos, por largos que sean. Como punto de partida, haz siempre primero  un borrador de respuestas global para todo el texto.
Después, si es preciso, procede a analizar el texto por partes tal como indicamos.

Ejemplo esquemático

Supongamos que se trata de un texto sobre la historia del café:

  • ¿Quién habla? Desconocido. Es un texto recogido en un repositorio de internet que carece de atribución de autoría.Sin embargo, parece un experto en el tema o alguien que se ha informado cuidadosamente para redactar ese artículo.
  • ¿De qué habla? Del café. El tema es el café.
  • ¿Qué dice de ese tema? Cuenta su historia, desde su descubrimiento, hasta hoy. Eso es lo que comenta sobre ese tema.
  • ¿Cuándo y dónde se reduce el mensaje? Lo desconocemos. En internet está publicado en el 2004.  Su lenguaje es actual, por lo que parece de la segunda mitad del siglo XX. Esas son las circunstancias, el contexto comunicativo.
  • ¿Con qué intención se crea el mensaje? La intención es, simplemente, exponer la historia de café de modo resumido.

REDACTAMOS EL PROCESO SIGUIENDO EL MÉTODO INDICADO:

  1. Hacemos un primer borrador de respuestas a esas preguntas. Ya las hemos respondido en las preguntas anteriores: Autor desconocido – El tema es el café –  Habla de su historia hasta hoy  – Se limita a informar.
  2. Redactamos un minirresumen de todo el texto a partir de tus respuestas.
    El texto es de autor desconocido y trata de la historia del café, desde su descubrimiento hasta hoy.
  3. Redactamos un resumen más amplio  de todo el texto a partir de ese minirresumen.
    El texto es de autor desconocido y tiene carácter expositivo o informativo.
    Trata de la historia del café. Se remonta a su descubrimiento en Etiopía y explica la evolución del café siglo a siglo hasta llegar a nuestros días.
  4. Comprobamos si ese resumen incluye ya todo lo esencial del texto.
    En nuestro ejemplo consideramos que sí. Nos parece que en ese resumen no se escapa nada de lo importante de ese texto.
  5. De todas formas, nos proponemos redactar un resumen más amplio por lo que  dividimos el texto en partes…
  6. …Y en  cada parte respondemos a las preguntas:
    – ¿De qué habla? (tema)
    -¿Qué dice de ese tema? (comentario).
    Primera parte. Primer párrafo. Descubrimiento del café en Abisinia (Etiopía).
    Segunda parte. Segundo párrafo. Propagación por África del cultivo del café.
    Tercera parte.  Tercer y cuarto párrafo.  Propagación del cultivo del café por los demás continentes.
    Cuarta parte. Quinto párrafo. El café en el siglo XIX.
    Cuarta parte. Sexto párrafo. El café en el siglo XX.
    Cuarta parte. Séptimo párrafo. El café en el siglo XXI.
  7. **Si alguna parte de un texto nos resulta difícil de comprender bien, la analizaremos frase a frase. Una frase también tiene tema (El niño) y comentario (compra carmelos).
    Intenta establecer el tema y comentario de cada frase hasta entenderlas todas.
  8. Redactamos ya un resumen global porque pensamos que lo tenemos claro sin necesidad de más minirresúmenes.
    El texto, que hemos encontrado publicado en internet sin  autor conocido, tiene carácter expositivo o informativo.
    Trata de la historia del café.  Comienza hablando de su descubrimiento en Abisinia, Etiopía. y explica la evolución del café siglo a siglo hasta llegar a nuestros días.
    Primero se detiene a explicar cómo se propagó el cultivo del café desde Etiopía al resto de África.

    En los siguientes párrafos nos muestra cómo se difundió por el resto de los continentes. 
    En los tres últimos párrafos, se detalla la historia del café, ya consolidado como un producto popular de consumo global, durante los tres últimos siglos.
0
Abrir la barra de herramientas